Stories for Liberation: “Porque Ayudamos a Nuestra Gente”

“Porque Ayudamos a Nuestra Gente”

By Yoelli Vargas

Cuando pienso de mi primera página, recuerdo a cuando tenía 11 años. Llegué a la casa de la escuela, y corrí a mi dormitorio para colocar mi mochila. Cuando mi madre me ve corriendo por el pasillo para llegar hacía mi habitación, ella corre detrás de mí y grita “no, no vayas entrar una tu cuarto que la vas un despertar.” Antes de que mi madre pudiera terminar su oración, abrí la puerta. Para mi sorpresa, veo a una joven indígena durmiendo en mi cama. Me incliné más cerca para ver quién era.

Mi madre me agarró del hombro y me retiró hacia el pasillo.  Cuando mi madre me retira, lo que pude ver eran ampollas en las manos y los pies de esta jovencita.

¿Quién es ella? pregunté. Mi madre me miró y me dijo “se llama Rosie, ahorita llego de Guatemala, tu Papa y yo la acabamos de recoger.”

¿Rosie de Guatemala? ¿Es familia?

“No”, me dijo mi mamá.  – “Es una amiga de la familia.”

¿cómo la conoces? Le pregunté a mi madre.

  • “No la conozco, conozco a su tía.”

Con mucha confusión, dije, “¿Por qué tienes a alguien que no conoces en mi cama? Luego escuche la voz de mi padre. Estaba subiendo por las escaleras diciendo “porque eso es lo que nosotras hacemos Yoeli, ayudamos a nuestra gente.”

Honestamente, la respuesta de mi padre no me sus prendió. Mis padres siempre nos han enseñado la importancia de la unidad.

  • ¿Pero por qué está herida?

Mamá, ¿por qué está herida? Mi mamá dijo “porque ella vino en el camino.”

¿El camino?  – Si el desierto.

Mi madre entonces me comenzó a contarme su historia migratoria, la historia de mi padre y la historia migratoria de mi familia.

Cuando mi madre comenzó a prepararse para la cena, continuó hablando de su “el camino” experiencia. Mientras ella hablaba, lentamente salgo de la cocina y camino hacia mi dormitorio. Abrí la puerta, esperando que Rosie escuchara toda la conmoción. Pero no. Todavía estaba dormida.

Mi madre sabía lo que yo estaba haciendo, con mucha decepción, camine de regreso para a la cocina. Mama me miró y me dice “Yoeli ella está muy cansada.”

10 minutos después, mi hermano viene asaltando a la casa de la práctica del fútbol y le digo “hey, hay una niña durmiendo en mi habitación.”  Él dice “ya lo sé, papá me conto en el carro.” Él no estaba tan interesado como yo acerca de esto. El se dedicó a ser lo que quería mientras yo seguía esperando pacientemente que Rosie despertara.

Algunos 45 minutos después, ¡finalmente se despierta! Oigo la puerta de mi dormitorio abir. Camino hacia mi habitación y veo a Rosie asombrada por la puerta. Yo saludo, Rosie sonríe. Abro la puerta y finalmente me encuentro con Rosie. Desafortunadamente, Rosie no se quedó la noche porque su tía y su tío vinieron a recogerla.

Con mucha confianza podría decir que desde este momento y muchos más, son mis primeras páginas cuando supe que tenía que ayudar a mi gente.

 


Warning: A non-numeric value encountered in /home/longisl2/public_html/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326

2 Comentarios

  1. Absolutely beautiful story! Thanks for sharing this very special moment and they way your family helps others to realize their full potential.

  2. Yoeli, you are a champion to me! I am so grateful to be considered your colleague and partner in education! Thank you for sharing yourself with us!

Dejar respuesta