“Vida, escúchame” por Karla Canales

Dedicamos esta historia a todos los estudiantes que no tendrán la oportunidad de celebrar sus logros bajo el sol.

“Vida, escúchame”

Por Karla Canales

Nadie entenderá tu dolor, tus lágrimas, tus tristezas, tus suspiros, tus sueños, tus metas, tus anhelos, tus ganas de vivir o tus ganas de morir. Dicen que tú serás el responsable de forjar tu destino, que tú eres el telescopio de tu universo, de tu futuro, el creador de tu mundo. Pero siempre cuando estás a punto de lograr lo que quieres, cuando te faltan pasos para llegar a la meta, cuando te faltan los últimos escalones para llegar a la cima, te lo quitan de las manos. Entonces, la carrera se hace más larga y la colina más lejana. Y cuando pensaste haber llegado donde querías la vida se pone en pausa. El destino te dice “tienes que esperar”. ¿Esperar? ¿Esperar qué? ¿Que me haga viejita o que me muera sin antes haber cumplido un sueño, una meta? ¿Mi primera meta, mi primer triunfo, mi primer anhelo? ¿Esperar a volverme loca en el encierro, no en el encierro humanitario sino en el encierro existencial?

Pasé años imaginándome con capa y birrete, y con gritos diciéndole al mundo “¡lo hice, lo hice!”. Me ilusioné con verme vestida de princesa caminando hacia mi graduación, caminando hacia mi diploma, caminando hacia mi destino, soñé a mi familia gritando mi nombre, me vi entre medio de birretes volando.

Y ahora me encuentro frente a una computadora apretando cada tecla con rabia. Imaginándome en los salones de clases, frente a mis maestros, viendo como sus lecciones de la noche a la mañana fueron cambiadas por unos archivos donde mis herramientas son “copiar”, “pegar” o “cortar”. Mis ganas de dejara todo botado, de querer tirar la toalla, y la idea loca de sólo cerrar la computadora y no abrirla más se vuelve cada día más fuerte, al ver archivo tras archivo. ¿Qué leer? ¿Qué contestar? ¿Qué entregar? Y al momento de estar sola la tortura de mis pensamientos diciendo que mis sueños son estúpidos, donde cada noche me gritan, “¡Nunca lo harás! ¡Nunca lo lograrás!” Sintiéndome miserable, sintiendo que la vida es una egoísta y no me quiere dejar cumplir mis sueños.

Vida, escúchame. Destino, mírame. Dios, cumple estos deseos de niña que cargo hasta ahorita. Oportunidad, apiádate de mí, apiádate de este ser que no es maligno, apiádate de esta criatura. Virus, termina ya, pero no con nosotros, sino con la maldad con la que viniste. Vete y llévate contigo toda peste, vete y no regreses más.

Pero solo vemos la maldad del virus y no el de la humanidad. Entre nosotros queremos probar quién es el más fuerte o quién es el más débil. Vivimos en un mundo, en una sociedad donde no existe la humanidad, primero pensamos en nosotros mismos y luego en los demás, queremos vivir nosotros y dejar morir a otros, donde el “yo” es más importante que el “tú”, donde no hay una balanza de justicia. Donde “mujeres y niños primero” fue cambiado por “sálvense quien pueda”.

Estado Unidos, el país más rico y poderoso de América, el país de los sueños y oportunidades, el país donde todo el mundo quiere estar, has dejado morir a tanta humanidad. Nueva York, capital del mundo, ciudad que nunca duerme, ahora tu gente muere, y en la tele sale el líder de la nación, nuestro presidente diciendo: “Todo hispano que ha muerto fue mala persona”, y que inyectarse cloro es la solución. Somos gobernados por el egoísmo, la ética sin escrúpulos, donde su mirada es invisible para su pueblo, su mirada está puesta en el dinero.

 Tu economía no se levantará con muertos.

 Se levantará con sanos, no enfermos.

Levanto mi voz por todo aquel sueño no cumplido.

Levanto mi voz por todo aquel ser querido.

Levanto mi voz por todo lo perdido.

Levanto mi voz por todo lo vivido.

Levanto mi voz por aquel que no ha podido.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/longisl2/public_html/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 326

1 Comentario

  1. So moved by this beautiful story, Karla. Keep up the exploration of your journey. So happy that you have shared it with the world !

Dejar respuesta